• Inicio
  • Blog
  • Una puerta muy curiosa en el Castillo de Mora de Rubielos.

Una puerta muy curiosa en el Castillo de Mora de Rubielos.

Hoy queremos daros a conocer una curiosidad del Castillo de Mora de Rubielos que nunca deja indiferente a nadie; y es que, ya sabemos que nuestro Castillo tiene una gran variedad de inquietudes que lo hacen único, pero ¿las sabías? ¡Sigue leyendo!

 

                                                                                                                                    

Tanto si es tu primera visita al Castillo de Mora o ya lo has visitado en otras ocasiones, siempre es divertido conocer lo que ha ocurrido antes de que la fortaleza llegara a ser lo que es hoy.

Como bien podéis haber leído en esta misma página web (y si no lo habéis hecho ya, os invitamos a hacerlo), el Castillo se construye sobre una fortificación defensiva anteriormente ocupada por los musulmanes. Se construye y se instaura la residencia de los señores de Mora, donde vivirían varias generaciones de la familia Fernández de Heredia. De esta manera encontramos el aspecto actual del Castillo de Mora de Rubielos: el Castillo-Palacio de los Fernández de Heredia.

Si accedemos a la Sala de las Chimeneas, accederemos a la sala contigua, la sala pequeña, a través de una puerta pequeña para facilitar la defensa, ya que estamos accediendo a la zona más privada de los señores.

En esta misma sala, al fondo a la derecha, encontramos una pequeña puerta o ventanuco que ofrecía la salida al destruido adarve (paso de ronda), que comunicaba a través de lo alto de la muralla, el castillo con la próxima torre defensiva y seguía todo el circuito amurallado.

Lo más curioso de todo es conocer cuál era su función, ya que tenemos una teoría que parece bien acertada debido a su posición.

La seguridad es la teoría que más puntos gana, ya que al estar situado justo al lado de la puerta de acceso de la Cámara principal (alcoba de los señores de Mora), podría haber una persona encargada de mantener seguros a los señores en todo momento; pero también, una vía de escape para los señores en caso de tener que huir puesto que el Castillo ha sido atacado por otro acceso. Éstos deberían llegar en un primer momento a los restos que actualmente conservamos de la muralla que se construyó en la ampliación del territorio morano conformando la conocida Villa Nueva, en el último tercio del S. XIV. Cerraría toda la villa.

Las torres, como se conocen por los autóctonos, permiten que gocéis de unas vistas espectaculares de la inmensidad del Castillo, así como de casi todo el territorio morano, principalmente de la villa. No olvidéis subir y acceder a las dos torres; la de la izquierda posee una terraza que permite una vista 360ºC con explicación de lo que se está visualizando. Además, al ser la que se sitúa justo en frente del ventanuco del Castillo, podréis ver restos de esa antigua muralla que cerraba la villa.

Deseamos que disfrutéis vuestra próxima visita y podáis disfrutar de las curiosidades que el Castillo de Mora de Rubielos esconde.

¡Hasta el próximo post!

Horario:
DE LUNES A VIERNES DE 
10h A 14h Y DE 17h A 19:30h.

SÁBADOS De 10h a 20:30h (última entrada 19:30). 

DOMINGOS de De 10h a 15h.

"Estos horarios pueden sufrir cambios debido a las restricciones".
Diseño de logotipo:
Miguel Clemente Tomás
Ronda Martín Almagro, 1
44400 Mora de Rubielos (Teruel)